28

Ene

 

 

Estar en Internet ya no es suficiente. Adaptar tu página web a los dispositivos móviles o mantener una buena presencia en redes sociales, tampoco. Los usuarios esperan algo más. Contar con una app corporativa es la mejor forma de comunicar, vender, ofrecer información de valor a tus clientes para fidelizarlos, y llegar a nuevos públicos.

 

El reto de la movilidad requiere nuevas soluciones, imaginativas, creativas y que aporten un valor añadido. Contar con la plataforma adecuada es el primer paso para lograr estar siempre en la mente - y en las manos - de ese enorme mercado de usuarios móviles.

Hace unos días hablábamos de las grandes ventajas que supone para cualquier tipo de empresa o negocio contar con su propia app corporativa. Captar nuevos clientes, vender más y fidelizar a los clientes con los que ya contamos son 3 de las características fundamentales de toda app enfocada a consumo,  y que por si mismas justifican la inversión.

Sin embargo, existe la falsa creencia que las apps siguen siendo cosa de grandes empresas, de potentes multinacionales.  El coste de programación suele ser uno de los “frenos” cuando se piensa en desarrollar, desde cero, una aplicación a medida a partir de HTML5 o bien una app nativa (apps que se descargan a  través de los markets -como Google Play o Apple Store- y que se integran con las funcionalidades del propio dispositivo móvil: mapas, redes sociales, localizador por gps, etc.). En estos casos el coste se puede disparar: una app, por ejemplo, de un medio de comunicación, puede fácilmente alcanzar los 5.000 o 10.000 euros de inversión inicial en desarrollo, y si la app en cuestión quiere contar con funcionalidades muy concretas (por ejemplo, las apps de marcas de moda que permiten visualizar y comprar productos a través del móvil o tablet) las cantidades pueden llegar a doblarse. Por no hablar de las aplicaciones de ocio: los juegos creados en forma de app están llegando ya a cifras “astronómicas”. 

Todo esto, sin embargo, NO es lo que tu negocio necesita. Una PYME necesita imperiosamente vender, atraer, fidelizar a sus clientes. Para este tipo de empresas la solución es:

-Apostar por plataformas que ya están creadas, y no necesitan un desarrollo “desde cero”
-Contar con una herramienta escalable: que se pueda modificar, que pueda crecer en función de los resultados
-Que no requiera una inversión inicial elevada
-Que funcione mediante el sistema “pago por uso” y que, por tanto, siempre esté en manos del  negocio seguir apostando por ella o descartarla, en función de los resultados que le aporte.

Nuestra solución para este tipo de cliente es KOPEN: la forma más sencilla y rápida para que cualquier tipo de empresa cuente con su propia app corporativa.

KOPEN es…

-Multiplataforma: KOPEN permite diseñar apps corporativas que se podrán utilizar en dispositivos Windows, iOS y Android.  Una única app creada en KOPEN se ejecuta en cualquier dispositivo, sin necesidad de realizar cambios o adaptaciones, que supondrían una nueva inversión para tu empresa.  

-Pago por uso (SAAS). El modelo de distribución de software SAAS, entre otras ventajas, implica que no sea necesaria la adquisición o compra de licencias. Es decir: tu empresa sólo tiene que alquilar una licencia KOPEN mientras la necesite. Si el resultado no es el esperado, sólo se pierde la inversión realizada por el uso de la app. En otros casos (por ejemplo si se desarrolla una aplicación desde cero) lógicamente toda la inversión inicial se pierde. Y en caso de apostar por contar con un desarrollo adaptado a múltiples plataformas (Windows, Android, iOS) el coste de las distintas adaptaciones también se pierde.  

-Cloud Computing. Los datos y contenidos de KOPEN se guardan en “la nube”.  Esto significa que la empresa podrá gestionar y consultar los datos y la información de su app en cualquier momento y desde cualquier lugar, simplemente con un navegador y acceso a Internet. Recordando que, los usuarios, los clientes que accedan a la app, no necesitan de esa conexión.

-Sin necesidad de conocimientos en programación ni de infraestructura tecnológica adicional. Cualquier persona “no-técnica” puede utilizar KOPEN, y la empresa no tiene que hacer ninguna inversión tecnológica para desarrollarla: la plataforma ya existe, sólo hay que pagar por su uso, y adaptar los contenidos, diseño, etc… para contar con una app totalmente personalizada al negocio.

Baja inversión, pago por uso mediante licencias, no necesidad de conocimientos técnicos, apps que se pueden utilizar en cualquier sistema operativo y dispositivo móvil…. ¿Sigues pensando que las apps son sólo cosa de multinacionales?

 


C/ Marie Curie s/n | Parc Tecnologic - Barcelona Nord | 08042 Barcelona
Tel 933596150 | Fax 933596140 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.